Cómo gestionar el big data en los recursos humanos

Con la llegada de las nuevas tecnologías y los avances que han traído, lo que se conoce como big data, que define la gestión de grandes cantidades de información, se ha convertido en un elemento central en todas las empresas. Estos grandes volúmenes de información que en un principio parecían destinados a los departamentos comerciales o de marketing, han llegado también al área de recursos humanos, haciendo necesaria una transformación de la forma de trabajar de los mismos.

Las funciones tradicionales en este campo en las empresas ya no se limitarán a control de horarios, nóminas, recogidas de datos personales de los trabajadores y procesos de selección de personal basándose en currículos. Ahora, estos departamentos deberán adaptar sus sistemas para gestionar esta ingente cantidad de datos real time (en tiempo real).

Qué deben hacer los departamentos de recursos humanos

Como se ha comentado, la gran cantidad de datos hace imposible la forma de trabajar actual y es necesaria la transformación de los departamentos de recursos humanos. Estos han de realizar el siguiente proceso:

Identificación. Hay que tomarse el tiempo necesario para identificar los datos que necesitará realmente el departamento de recursos humanos para funcionar. Muchas veces se tienen bases de datos aisladas, sin conexión con otras ni posibilidad de acceder a ellas externamente. Se podrán delimitar estas bases de datos y tratar de integrarlas o pulir la parte que es innecesaria. La importancia de las bases de datos dependerá de los objetivos que se busquen en cada empresa.

Una interfaz común. Se debe crear un sistema que recoja los datos de manera automática, lejos del copiar y pegar que genera gran cantidad de errores. Ha de evitarse la introducción manual de los datos y crearse una interfaz para gestionarlos, que ha de ser común para todos los miembros del departamento de recursos humanos.

Simplicidad y eficiencia. Una vez se han definido todos los datos que se necesitan recoger, la forma en que se hará y cómo se introducirán en el sistema para crear la base de datos, debe definirse el tipo de análisis que se necesite. Debe apostarse por un informe sencillo nada complejo que aporte información eficiente y necesaria.

Ejecución. Con la base de datos en marcha, ha de ser posible realizar las siguientes funciones: predecir y desempeñar la organización empresarial y minimizar el costo, los riesgos y el tiempo en nuevas iniciativas en materia de personal. Que un sistema sea capaz de mantener una fuerza de trabajo productiva, que se pueda informar al CEO de la aportación del personal de la empresa al resultado de la misma y que permita tener una visión general de todo en un cuadro de mandos.

¿Qué aportará el big data a los recursos humanos?

La gestión correcta de estas cantidades de datos permitirá a los profesionales de los recursos humanos las siguientes utilidades:

– Se obtendrá información valiosa de los trabajadores que ha contratado la empresa. Gracias a toda la información que se recibe de los candidatos, además de la obtenida de las redes sociales, se puede realizar un análisis más completo de cada candidato, así como una mejor definición de las características que se necesita en cada puesto de trabajo.

– Se pueden realizar entrevistas, encuestas o evaluaciones para conocer el grado de motivación del equipo y su nivel de satisfacción. Esto permitirá conocer problemas internos de las empresas y establecer mecanismos para solucionarlos.

– Se pueden estudiar las oportunidades de crecimiento y desarrollo que ofrecen las empresas y si se están aprovechando.

– También se podrá potenciar la innovación y que el liderazgo sea más efectivo.

Este es el gran reto al que se enfrentan los departamentos de recursos humanos de las empresas, convertir el big data en una herramienta al servicio de la misma.

2019-08-05T14:13:57+02:0029 noviembre, 2017|
Ir a Arriba