¿Hay diferencias entre Lean y Agile?

¿Qué es Lean Startup?

Lean Startup viene de la filosofía Lean que se aplicaba en los procesos productivos y se basaba en eliminar cualquier tipo de desperdicio. Por ejemplo, eliminar los stocks intermedios entre procesos que hay en las plantas de producción. Así, se resaltan las actividades que dan valor a la cadena de producción evitando gastos innecesarios.

Lean Startup consiste en una metodología de trabajo que se basa en introducir en el mercado con mayor eficiencia nuevos productos, servicios y negocios buscando ahorro de tiempo, dinero y trabajo, reduciendo con ello los riesgos del negocio. La clave es aprender del cliente, pero también introducir lo que se quiere al mercado lo antes posible invirtiendo los menores recursos que se puedan.

Se basa principalmente en analizar las necesidades que tienen usuarios y consumidores para satisfacerlas usando la menor cantidad de recursos posibles. Así, los emprendedores pueden lanzar sus ideas y productos al mercado para que los consumidores puedan validarlos, mejorarlos y adaptarlos a sus necesidades específicas. Son los consumidores los que van a tener influencia para que los productos les satisfagan posteriormente.

La experimentación se basa en enfrentar lo antes posible ideas al mercado con prototipos, entrevistas, productos mínimos viables (MVP) y más para testearlas y convertirlas en hechos. Hay muchas formas de hacer esto que conviene tener en cuenta para que se lancen lo antes que se pueda para ver cómo funcionan y qué mejorar.

El Lean Startup ciclo metológico se basa en construir-medir-aprender para que el producto se ajuste a las necesidades del consumidor y al mercado. La creación y puesta en el mercado del producto es el construir. Después se recopilan datos e información que se han definido, a lo que se llama medir. Y, posteriormente, los datos se estudian para validar o no validar la idea de negocio con la que se parte para fijar las estrategias de pivotación, a lo que se llama aprender. Todas necesitan de las anteriores, y todas llevan a algo que es la satisfacción del consumidor o usuario con la mejora del producto.

La clave de esta metodología está en construir un producto mínimamente viable, lanzarlo al mercado y escuchar las opiniones de los usuarios para mejorarlo y lanzarlo nuevamente al mercado las veces que sea necesario para que se ajuste perfectamente a las necesidades de los clientes. Puede ser antes o después.

Se aprende del consumidor para gastar los menores recursos posibles, ahorrando tiempo y dinero para después seguir mejorando el modelo de negocio logrando un modelo escalable y rentable. Es necesario partir de lo mínimo hasta lograr algo a medida del consumidor mejorándolo poco a poco, pues no es necesario que sea perfecto desde el principio.

Cuáles son las diferencias entre Lean y Agile

Agile, por su parte, consiste en una serie de principios y valores que se relacionan con el manifiesto ágil, basados en las personas y sus relaciones. Con ello se alcanzan entregas de calidad y rápidas de productos y servicios para que los clientes entiendan lo que se hace y puedan introducir cambios.

Se basa en el Lean porque surgió posteriormente a este y tienen muchas cosas en común, aunque sobre todo busca entregas tempranas que proporcionen valor al cliente y flexibilidad para las variaciones del producto. Por otro lado, Agile se ha diseñado para implementar en un equipo de desarrollo y Lean a un más amplio marco.

Lean y Agile son términos diferentes, aunque muy similares, y si bien es complicado diferenciarlos sí que hay que tener en cuenta que no son lo mismo.

Guardar

Guardar

2019-08-05T11:49:43+02:0030 enero, 2019|

¡Compártelo en tus redes sociales!

Ir a Arriba