La sinergia del blockchain con la industria 4.0

¿Qué es el Blockchain?

Actualmente, en el ámbito empresarial, estar informado sobre qué es el blockchain o sistema de bloques es clave para poder adaptarse a las novedades y cambios en la industria 4.0. La revolución digital ha significado un cambio de 360º en nuestras vidas y, en consecuencia, a grandes empresas como Google, Facebook o Amazon, que han sabido liderar los nuevos modelos de negocio. Sin embargo, la principal aportación de dicha tecnología la encontramos en el nacimiento de un nuevo concepto llamado «internet de valor«.

Esta aparición contradice al concepto de «internet de la información» por el hecho que se basa en la compartición del valor, que ya no depende de una entidad gestora central para generar confianza. Dicho en otras palabras, permite crear una red de personas que se autoarticulan mediante la generación de contenido sin intermediarios.

Blockchain e industria 4.0: ¿realidades separadas?

Cuando se habla de industria 4.0 se está refiriendo al proceso de digitalización que sufren las empresas o, más concretamente los procesos productivos. De este modo, a través de sistemas de información y sensores se puede producir de forma más eficiente y con mejores condiciones.

Entonces, ¿cuál es la relación con el blockchain? Se habla que el blockchain puede ser la clave para el éxito e implantación de la nueva forma de industria donde las fábricas podrán ser autónomas, más eficientes y sin necesidad de recurrir a la fabricación offshore.

Aplicaciones y ejemplos de blockchain

A continuación se detallan algunos proyectos de blockchain y aplicaciones ya en marcha.

  • Administración pública. Es un cliente potencial y puede beneficiarse de las características del sistema de bloques para mejorar el proceso de gestión de los registros tanto públicos como privados.
  • Telecomunicación. El ámbito de la comunicación ya está activo con aplicaciones relacionadas con la gestión de programas de CRM, identidad digital o seguridad aplicada a M2M, entre otras.
  • Energía. Como es bien sabido, el sector energético es actualmente uno de los sectores en auge con más crecimiento. A la vez, es también el que más destaca en cuanto a iniciativas de blockchain con el trading energético, el cual pretende crear un consorcio europeo de energía.
  • Consumo y farmacia. Las iniciativas propuestas en el ámbito de la cadena de suministro tienen como principal objetivo reducir el fraude y hacer un seguimiento de los productos. Así, junto con el Internet de las Cosas, el blockchain permite, entre otras cosas, garantizar el origen tanto de alimentos como medicamentos.
  • Automoción. Actualmente existe ya la llamada Blockchain Car que es una iniciativa destinada a sacar el potencial de los contratos basados en esta tecnología y que permiten automatizar procesos como los peajes.
  • Seguros. La aplicación de este nuevo sistema de bloques a propiciado, entre muchas otras cosas, la aparición de nuevos modelos de seguro llamados peer 2 peer o los «microseguros». Como en el caso del automóvil, ya existe, a nivel europeo y con presencia de empresas que también operan en España, un consorcio llamado B3i, enfocado a trabajar con casos de uso para fomentar la sinergias entre compañías. ​

En definitiva, podríamos destacar como ventajas de la conjunción entre blockchain e industria 4.0 la seguridad y eficiencia que añade a operaciones dentro del sector empresarial, pero no podemos olvidar su potencial como fuente de nuevos negocios. Los ejemplos anteriormente mencionados son solo algunos de los muchos casos que podemos encontrar ya actualmente. Esto nos lleva a la idea de que, debido a su gran versatilidad, esta tecnología puede adaptarse a todas y cada una de las áreas de actuación en qué podemos pensar. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el proceso de descentralización de las industrias es más complejo de lo que parece, pues nuestra sociedad se muestra aún reticente a aplicar y adoptar nuevos cambios.

2019-08-05T13:53:33+02:0026 abril, 2018|

¡Compártelo en tus redes sociales!

Ir a Arriba