Las claves del ePrivacy

Desde finales de mayo de 2018 es de obligado cumplimiento el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos, más conocido como RGPD. Pero también hay que tener en cuenta el nuevo Reglamento sobre Comunicaciones Electrónicas y Privacidad, más conocido como ePrivacy.

¿Cómo están afectando el ePrivacy y el Reglamento Europeo de Protección de Datos a las empresas?

Los objetivos de estos reglamentos son aumentar la protección en las comunicaciones electrónicas e impulsar nuevas oportunidades comerciales, reforzando la confianza de los consumidores al aumentar la seguridad en el mercado único digital.

Las comunicaciones electrónicas son ya habituales en la vida diaria. Por eso se vuelve necesario ampliar el ámbito de aplicación de los proveedores de servicios OTT (Over the top), porque no se considera garantizada la protección de la privacidad en todos los estados miembros.

¿Cuáles son las claves?

  • Más protección en los metadatos de las comunicaciones como, por ejemplo, el lugar y la hora a la que se realiza una llamada. Si el usuario no da el consentimiento debe suprimirse, a no ser que sea necesario para facturar un servicio prestado.
  • El cumplimiento y seguimiento se realizarán por parte de las agencias nacionales, como la LSSICE.
  • Unificación de normas en toda la Unión Europea. Es decir, con este reglamento, cualquier ciudadano y empresa europeos disfrutarán del mismo nivel de protección en sus comunicaciones. Las empresas deben seguir una serie de normas.
  • Protección frente al spam. Quedan prohibidas las comunicaciones electrónicas que no hayan sido previamente solicitadas. Esto también afecta a las llamadas comerciales y, para ello, es posible que los llamantes deban identificarse mediante un prefijo especial.
  •  Los operadores podrán tener nuevas oportunidades comerciales al poder utilizar tanto los metadatos como los datos obtenidos con consentimiento de los usuarios. El Big Data puede abrir nuevas oportunidades de negocio.
  • El nuevo reglamento ePrivacy para empresas OTT como Skype, Facebook o WhatsApp también es de obligado cumplimiento. Aunque estas no se han mostrado conformes con la norma.
  • Deja de ser necesario el consentimiento expreso para las cookies relacionadas con mejorar la experiencia de Internet, como puede ser recordar el historial de una compra o aquellas destinadas a contar el número de visitas de un sitio web.
  • En cuanto a la transferencia de datos personales a nivel internacional, se facilitará el intercambio comercial y la cooperación policial mientras se garantiza un elevado nivel de protección. El objetivo es establecer acuerdos para países con normativas equivalentes a las europeas como ocurre, por ejemplo, en Corea del Sur, América Latina o Japón, entre otros.

¿Qué implica esta regulación?

La normativa explicada supone un cambio sustancial en el que tanto los prestadores de servicios de comunicaciones como los operadores han tratado los datos que se obtienen en esas comunicaciones. La regulación se aplica en los servicios que no proceden necesariamente de los operadores tradicionales, pero que sí prestan comunicaciones electrónicas de cualquier tipo e incluso mensajería instantánea o contenidos por voz IP y audiovisuales.

El alcance de esta norma afectará a todas aquellas empresas que realicen comunicaciones electrónicas o tengan un sitio web.

Los sectores que se van a ver más afectados por el ePrivacy son los que contactan habitualmente con sus clientes mediante comunicaciones comerciales o a través de las redes de información, tal y como sucede en el sector retail, la banca y las telecomunicaciones. En el sector de la banca, por ejemplo, llevan años digitalizando sus contenidos y comunicaciones con sus usuarios y clientes.

En resumen, el objetivo del ePrivacy es garantizar la intimidad y confidencialidad de las comunicaciones electrónicas y establecer unas condiciones equitativas en materia de competencia para todos los agentes del mercado.

Guardar

Guardar

2019-08-05T11:52:36+02:0021 febrero, 2019|
Ir a Arriba