Las principales diferencias entre Big Data y Business Intelligence

Tanto las soluciones de Big Data (BD) como las soluciones de Business Intelligence (BI), posibilitan realizar un análisis de los datos, de manera que podamos contar con una enorme cantidad de información. De este modo, los negocios pueden decidir sobre sus actuaciones, con conocimiento de causa y basándose en datos objetivos.

Hoy por hoy son cada vez más las empresas que adoptan tecnología para el análisis de Big Data. Su versatilidad y la cantidad de beneficios que ofrece a una empresa, lo han hecho muy popular. Además puede operar en cualquier sector.

Por su parte, la tecnología BI lleva en juego desde los años 90 del siglo pasado, pero ahora ha cogido velocidad y se está convirtiendo en una auténtica herramienta imprescindible. Aunque pueda parecer que son similares, existen algunas diferencias importantes entre Big Data y Business Intelligence. De hecho, cada uno persigue un fin diferente. ¡Veámoslas!

Big Data y Business Intelligence

Es verdad que muchos usuarios ven estas dos tecnologías como sinónimos. Es cierto que ambos sirven para poder manejar una gran cantidad de información que sirva a la empresa para llevar a cabo sus propósitos y conseguir ser más competitiva. Sin embargo existen algunas diferencias importantes.

1.- Qué tipo de datos se analizan. Con Big Data, las empresas pueden analizar un enorme volumen de datos, sin distinguir entre estructurados y no estructurados. Con el Business Intelligence, solo podemos centrarnos en los primeros, almacenados en una base de datos tradicional.

2.- Dónde se almacenan los datos. Con las BD utiliza un sistema de ficheros distribuidos, mientras que en el caso del BI se recurre a un servidor central.

3.- Cómo funciona la lectura de datos. En el caso del Big Data, la información puede analizarse a través de un histórico o elegir la modalidad del tiempo real.

4.- Qué hace cada uno con la información. El BD emplea una solución que traslada la función a los datos, mientras que el BI lo hace al contrario.

5.- La rapidez de acción. Esta es la gran diferencia de las Big Data, sin duda. Su capacidad de realizar análisis masivos de forma paralela no tiene competencia.

Están claras cuáles son las principales diferencias entre Big Data y Business Intelligence. Sin embargo, hay que darle un punto de valor al BI, debido a su precocidad y madurez. Lleva casi tres décadas funcionando y analizando datos para las empresas de todo el mundo.

Podríamos decir que sin el BI el BD no existiría, recomendamos la lectura del post de nuestro compañero Enrique Cebrián «Historia y evolución de la analítica de negocio». Ahora bien, es el momento de dar un paso más allá y realizar la transformación digital completa. Pasar al Big Data es importante y puede ser accesible para todas las empresas.

Muchas pequeñas y medianas empresas, prescinden del BD porque piensan que es una solución demasiado cara para ellos. Es cierto que el BI puede funcionarles muy bien, pero ya se admiten propuestas de BD bastante asequibles y fácilmente amortizables para las pymes.

La transformación digital ha hecho necesario el análisis de cada vez un mayor volumen de datos y ha precisado que se realizara de forma masiva. Esta ha sido la razón por la que las grandes corporaciones han sido las primeras en adoptar las BD como una forma de dar solución a un problema de dimensiones desproporcionadas.

La recolección de datos estaba hecha, pero si no se tenía la forma de medirla , no servía para nada. Ahora, el Big Data ha venido a dar impulso. Con su estilo todoterreno, consigue realizar un análisis exhaustivo de la información masiva y hacerlo en tiempo real. Esta es, sin duda una de las principales diferencias entre Big Data y Business Intelligence.

Si tienes dudas sobre cuál es la solución de analítica de negocio que más se adapta a tu empresa, nosotros podemos ayudarte desde nuestro área especilizada de Business Analytics en Viewnext.

2019-08-05T13:38:07+02:002 agosto, 2018|
Ir a Arriba