¿Qué es el Robot Process Automation (RPA)?

Hoy día es importante saber qué es el Robot Process Automation y cómo nos ayuda, pues gran cantidad de los procesos empresariales y financieros actuales dependen de manera directa de la implantación y aplicación de dicho concepto.

La Automatización de Procesos mediante Robots engloba cualquier tecnología que oriente la utilización de software para minimizar toda intervención humana en el uso de aplicaciones o sistemas informáticos. Se utiliza especialmente en tareas de carácter repetitivo, en las que las acciones apenas varían en cada iteración.

Evidentemente, el término robot no se refiere en este caso a los pesados brazos automáticos de las cadenas de montaje, sino a programas de software que actúan por sí mismos, adaptando su funcionalidad a las condiciones de trabajo para las que se han programado.

La aplicación empresarial del RPA

Actualmente,​ el uso de robots de software es una tendencia al alza a la hora de aumentar los niveles de calidad y productividad, sobre todo dentro de la estrategia de Transformación Digital de cualquier organización.

Los nuevos equipos informáticos nos ofrecen cada vez mayor capacidad de procesamiento, lo cual, junto a la posibilidad de conexión a Internet, no hace otra cosa que aumentar exponencialmente las capacidades de la automatización.

Además de trabajar más rápido que un ser humano, un software de este tipo puede realizar conexiones de sistemas informáticos entre sí, generar informes de modo automático, mantener actualizadas e indizadas las bases de datos, organizar y enviar correos electrónicos y traspasar datos entre diversas aplicaciones, entre muchas otras funciones.

Cómo ayuda el RPA en banca

Los procesos automatizados en las entidades financieras forman parte de un conglomerado de procesos a gran escala que se conoce como Sistemas de Planificación de Recursos Empresariales (ERP). Mediante la Automatización de Procesos por Robots, los bancos reducen los costes hasta en un 50 %, reducen el volumen de trabajo en sus departamentos de Tecnologías de la Información y aumentan el control de los riesgos derivados del fallo humano. También se benefician de una recopilación y evaluación más eficaz de datos necesarios para la toma de nuevas decisiones.

Los campos en los que trabaja la automatización mediante robots en el mundo de la banca son los siguientes:

  • La gestión de gran cantidad de datos: el concepto de Big Data se delega entre distintos tipos de software, especialmente cuando la posibilidad de errores humanos podría desencadenar graves consecuencias para el negocio. Es beneficioso en cuanto a la precisión, reduciendo los riesgos de fallos de cálculos o de mala gestión.
  • Operaciones realizadas con las finanzas: la automatización mediante software ya se ocupa de la mayor parte de las gestiones que tienen relación con las cuentas, préstamos, créditos e hipotecas, entre otras. Una de las tareas más habituales es la de la conciliación bancaria, que consiste en el cotejo de asientos contables de la entidad bancaria con los de las cuentas personales de cada cliente.
  • Controles de fraude: cuando se producen movimientos extraños o inesperados en algunos tipos de cuentas bancarias, normalmente esto llama la atención de los empleados del banco, que investigan si se está produciendo una vulneración de dicha cuenta. Los robots de software, aprovechando el aprendizaje automático, saben detectar este tipo de fraudes y crear alertas.
  • Escalabilidad de las TI: la automatización de procesos permite a una empresa adaptarse a su crecimiento aumentando sus recursos de software, más barato y rápido que hacerlo contratando nuevo personal.
  • Ayuda para retener talentos: el software automatizado ayuda a descargar de trabajo poco edificante a los equipos de trabajadores de las entidades, reduciendo su estrés y el absentismo o abandono de la empresa como consecuencia.

Los RPAs junto a Big Data y la Inteligencia Artificial están siendo las grandes apuestas de la transformación digital de las empresas, puesto que las tres tecnologías trabajando conjuntamente podrían reducir de forma drástica la carga de trabajo de la plantilla, que no solamente repercute en que los empleados puedan estar menos sobrecargados y más felices, sino que proporcionan a las empresas una capacidad de reacción o flexibilidad mucho mayor ante los constantes cambios del mercado.

2019-08-05T13:45:59+02:0021 junio, 2018|

¡Compártelo en tus redes sociales!

Ir a Arriba