¿Qué es Open Data?

Open Data es un concepto o iniciativa que tiene como objetivo que algunos de los datos que se recogen en el ámbito público o privado puedan estar accesibles y puedan ser usados por terceros con múltiples finalidades como, realizar estadísticas, generar aplicaciones que los consuman, ofrecer servicios al ciudadano, portales de transparencia, etc.

Los datos o el contenido son abiertos cuando cualquiera puede usarlos, reutilizarlos o distribuirlos, tomando medidas para proteger su fuente y estado.

Los Datos Abiertos deben cumplir los siguientes requisitos:

Elena Martín Martín
Elena Martín Martín Diseñadora Big Data en Viewnext
  • Abierto desde un punto de vista legal: lo que significa estar en un sitio web de acceso público u ofrecer condiciones de uso gratuitas con restricciones mínimas.
  • Técnicamente abiertos: debe publicarse en un formato electrónico legible por una máquina y preferiblemente sin formato exclusivo. De esta manera, cualquiera puede acceder y utilizarlo a través de herramientas de software pública y/o gratuita. Los datos también deben estar disponibles en el servidor público sin contraseñas ni restricciones de firewall.

Una licencia de datos abiertos debe indicar claramente los términos bajo los cuales se pueden utilizar. Las encontraremos en dos tipos:

  • Licencia estándar y reutilizables: diseñado para integrar los términos de uso, creando licencias estándar como Creative Commons (CC), así como licencias de base de datos abierta.
  • Licencias específicas: Algunos gobiernos y organizaciones deciden crear licencias específicas en las que redactan las normas bajo las que se permita la utilización de sus datos. Como la especificada por la Administración General de Estado en España mediante Real Decreto 1495/2011.

¿Cómo funciona el Open Data?

Los datos se recopilan en conjuntos de datos llamados DataSets y se presentan juntos de una manera específica para su uso posterior, como una tabla en una base de datos. Estos se pueden localizar e indexar fácilmente.

Como hemos visto anteriormente, los datos deben publicarse en formatos que puedan ser consumidos por personas o aplicaciones de forma sencilla. Los formatos más utilizados para distribuir la información son:

  • CSV: Valores Separados por Coma.
  • XML: Lenguaje Etiquetado Extensible.
  • RDF: Infraestructura para Descripción de Recursos.
  • JSON: JavaScript Object Notation.

En general, la forma más común de utilizar estos datos es en tiempo real a través de servicios web o API. Pero también permiten ser descargados para utilizarse sin conexión. Lo que debemos comprender es que estos datos se encuentran sin procesar y sin filtrar, y realmente obtienen todo su valor cuando se combinan con datos propios o de terceros.

El proceso de combinado y cruce podemos hacerlo tanto offline como online, haciendo uso del denominado Linked Data.

Aplicaciones y beneficios

Podemos dividir las utilidades y ventajas en los tres actores más importantes:

Las empresas

Las administraciones públicas o terceros, publican datos libres de derechos que las empresas pueden aprovechar para crear sus aplicaciones y servicios. Estos datos generan para ellas nuevas oportunidades de negocio basadas en contenidos digitales que parten de una información por la que no han abonado coste alguno. ¿Por qué no utilizarlos si su acceso es gratuito?

El ciudadano

Al utilizar estos datos, se pueden crear muchas aplicaciones y servicios nuevos que aporten valor social para ayudar a mejorar la vida y el entorno laboral de los ciudadanos.

La publicación de los datos es un gran paso hacia la transparencia de la información lograda por las administraciones públicas. Por ejemplo, el gobierno de Euskadi proporciona unos datasets con toda la información relativa al coronavirus desde el 2020/02/24 al día de hoy.

La administración pública

La reducción de costes es un objetivo importante para todas las administraciones. Ellas se encargan de proporcionar los datos, pero son las empresas o particulares los que los explotan y generan con ellos nuevas aplicaciones y servicios.

Hacer extensible la información genera además iniciativas e ideas que de otra forma pudieran no ser promovidas, ampliando con ello la repercusión y el alcance de dicha información.

El intercambio de información entre los distintos niveles de la administración pública evita duplicidades y solapamientos, mejora la distribución del trabajo y genera una visión más global. Aunque los datos aportados sean los de un ayuntamiento, la suma de los datos de todos los ayuntamientos españoles, proporcionará la información que precisamos referente a todos los ciudadanos.

El Instituto Nacional de Estadística pone a disposición del ciudadano los datos estadísticos y poblacionales en formato abierto para ser consumidos.

¿Dónde se pueden encontrar Open Data?

En la web tenemos disponible muchísimos catálogos de datos abiertos y muchos aplicativos de los mismos. A continuación, enumeramos unos buenos ejemplos:

Portales oficiales

https://www.data.gov/open-gov/ | Portal oficial de datos abiertos de gobiernos federales.

https://datos.gob.es/es | Portal oficial de datos abiertos del gobierno de España.

http://opendata.caceres.es/ | Portal de datos abiertos de la ciudad de Cáceres.

https://opendata-ajuntament.barcelona.cat/es/open-data-bcn | Portal de datos abiertos de la ciudad de Barcelona.

Ejemplos y usos de la explotación de Open Data

Los usos y aplicaciones de estos datos pueden ser infinitos. A continuación presento un par de ellas a modo de ejemplo:

GeoportalGasolinaras.com. Un portal donde podrás ver cuáles son las gasolineras más cercanas y cuáles son sus precios actualizados cada hora aproximadamente. Además, desde tu móvil te ofrece la posibilidad de conectar con Google Maps para iniciar su ruta para guiarte hasta ella.

Playas de Asturias. El portal del Gobierno del Principado de Asturias dispone de una aplicación que explota los datos abiertos de sus playas para ofrecer a sus visitantes la información relativa sobre ocupación y banderas en tiempo real.

La informatización y digitalización está ocupando cada vez más aspectos de nuestra vida. Esta información que hace unos años nos costaba desplazamientos, varias llamadas de teléfono y escritos, ahora la tenemos a tan sólo unos “clicks” de distancia. Del buen uso que hagamos de estos datos dependerá nuestro futuro. La utilización responsable de aplicaciones, webs y consultas directas nos permitirán tomar mejores decisiones y llegar a conclusiones poniendo valor  variables que hasta ahora eran una incógnita. ¿No es emocionante?

2021-11-05T10:44:40+02:005 noviembre, 2021|

¡Compártelo en tus redes sociales!

Ir a Arriba