Robots e Inteligencia Artificial al servicio de la medicina

La medicina es uno de los servicios que más necesita el ser humano. Ya no es cosa del futuro utilizar robots para paliar la falta de especialistas, en algunos proyectos ya se están empezando a poner en marcha para garantizar una cobertura sanitaria óptima. Esto es algo cada vez más necesario por la falta de profesionales sanitarios en países desarrollados, que cuentan solo con un médico por cada 1.000 personas. Desde el proyecto japonés Stem Cell, se está proponiendo una iniciativa pionera para paliar esta falta de profesionales a través de los últimos avances tecnológicos.

Una auténtica clínica virtual

El proyecto Stem Cell busca ser una solución a todos los problemas que conlleva el sistema sanitario. La falta de profesionales, el coste de los tratamientos, las listas de espera y las operaciones serán cubiertas por avances tecnológicos. La idea de este proyecto pasa por facilitar una sanidad de carácter ilimitado, disponible en todo momento y a un coste lo más bajo posible.

Tecnologías como la inteligencia artificial (IA), la robótica y el uso de las criptomonedas harán que sea factible la existencia de esta clínica. En un principio se contará con la posibilidad de consultar a especialistas de diferentes países en todo momento, sin restricción de idiomas, ya que contará con un sistema de traducción simultánea. Además, se buscaría crear una plataforma para la conexión entre pacientes que requieran medicina regenerativa, la cual se apoya en las células madre para reponer tejido perdido, los hospitales y las entidades que puedan proveer de tales tratamientos.

Además, con la IA se podrán llevar a cabo diagnósticos más precisos, realizados en menos tiempo y con tratamientos totalmente personalizados. Al final, los especialistas podrán contar con los diagnósticos de profesionales altamente cualificados y el apoyo de los sistemas de inteligencia artificial.

La robótica mejorará los tratamientos y las posibles operaciones que puedan llevarse a cabo. Si bien aún no es posible contar con una máquina que realice por sí sola toda la intervención, sí que podrán ser controladas de manera remota. Así, se contará con las manos de los mejores profesionales tras los mandos de los brazos robóticos, que pueden realizar movimientos mucho más precisos.

Criptomonedas para el sistema sanitario del futuro

Para financiar este ambicioso proyecto, los creadores del proyecto Stem Cell se apoyarán en las criptomonedas y ofrecerán una cifra determinada de fichas SCC por cada fase. De esta manera se logrará contar con una financiación sólida y llevar adelante un proyecto de una envergadura tan amplia como este.

Se busca llegar a una meta inicial de dos millones de dólares para arrancar el proyecto y se prevé llegar a una meta final situada en torno a los 125 millones de dólares. El número de fichas disponibles para comprar variará según las fases, ya que en un primer momento se pondrán en circulación 400 millones y más tarde 200.

Se utilizará tecnología blockchain en todo momento para garantizar la seguridad de los datos de los compradores y los pacientes. Seguirá utilizándose una vez que el proyecto eche a andar, por lo que el uso seguro y fiable de la clínica virtual estará garantizado en todo momento. Y no es para menos, ya que la salud de no pocas personas estará en juego en un sistema de las características como las que tendrá el Stem Cell una vez puesto en marcha.

Conclusiones

Las últimas tecnologías como la Inteligencia Artificial, Big Data, Robótica y BlockChain  se unirán en el proyecto Stem Cell para garantizar una cobertura sanitaria global y de una calidad nunca antes vista. Gracias a esta clínica virtual podrá contarse con una ingente capacidad de diagnóstico desplegada por especialistas de todo el planeta e inteligencias artificiales. Y a la hora de operar, la utilización de robots será cada vez más habitual, permitiéndolo incluso aunque el cirujano se encuentre a miles de kilómetros del paciente.

2019-08-05T11:41:47+02:0026 diciembre, 2018|
Ir a Arriba