El ciclo SDLC en 7 fases

El Ciclo de Vida del Desarrollo de Sistemas o SDLC es un método que facilita el desarrollo de los sistemas de información. Entre sus funciones, sirve de soporte para que los gestores de un proyecto puedan planificar el proceso de diseño y puesta en marcha de cualquier sistema de información que deba reunir ciertos requisitos de cara a su usuario. También sirve de esquema para concretar los tiempos de desarrollo y la inversión del presupuesto.

El administrador del proyecto puede gestionar del modo más efectivo cada tarea y detalle durante todo el proceso de diseño de los sistemas, proporcionándole un calendario de objetivos fundamentales para comunicar a todos los involucrados o interesados por el proyecto.

Cuáles son las fases del SDLC

​El Ciclo de Vida de Desarrollo de Sistemas consta de unas siete fases de procesos muy concretos, las cuales vamos a desgranar a continuación. Esta organización por fases permite a los desarrolladores de sistemas ir planteando soluciones a los problemas que puedan ir surgiendo.

7 Fases SDLC

Planificación del concepto

Esta es la primera fase de toda vida de un desarrollo de sistemas. En ella, las personas que promueven el desarrollo del proyecto, junto a los interesados en su conclusión, definen los sistemas a diseñar y determinan el alcance de todo el proceso, permitiendo que se definan los límites para aspectos como los recursos materiales y humanos, el presupuesto y el tiempo para cada tarea.

Definir los requisitos

Una vez que los interesados en el diseño definen el alcance del trabajo a realizar, los expertos en Tecnologías de la Información empiezan a relacionarse con los usuarios finales del sistema, a fin de definir los requisitos a cumplir por el proyecto finalizado. Una vez que se recaban todos los requisitos, los expertos de TI vuelven a reunirse con los usuarios para repasarlos en una fase de verificación. Esta fase termina cuando los usuarios finales validan los requisitos que se han definido.

El diseño

Los trabajadores de TI empiezan a convertir los requisitos definidos en una realidad técnica. Es el momento de crear un diseño técnico con el que previsualizar el trato que se les darán a los requisitos definidos en el desarrollo del nuevo sistema. Después, se crea un diseño técnico más detallado en el que se da respuesta a todas las funciones tecnológicas que necesita el sistema para cumplir sus objetivos.

Fase del desarrollo y pruebas

En esta fase los especialistas en TI empiezan a crear el sistema diseñado. Crean el software y la arquitectura física necesaria para albergar la base de datos del sistema. Una vez terminada la construcción de todos los componentes del sistema, empiezan a realizarse las pruebas, durante las cuales los responsables de la calidad se aseguran de que los requisitos de negocio se cumplen, usando un esquema detallado de testeo.

La puesta en marcha

Los especialistas en TI ponen en manos de los usuarios finales el sistema completado, a fin de que puedan empezar a utilizarlo, suministrándoles, además, toda la documentación necesaria para aprender a utilizarlo correctamente. También suelen dedicarse algunas horas a formar en el uso del sistema a los usuarios.

Operaciones y mantenimientos

Durante una fase de operación total, los expertos desarrolladores controlan el sistema para asegurar que cumple los requisitos de negocio solicitados antes del diseño. Se ofrece un servicio de mantenimiento y de soporte a los usuarios para garantizar que el sistema sigue funcionando correctamente.

Disposición

Esta fase comprende el fin del ciclo de vida del sistema y su retiro del funcionamiento. Se deben seguir unos pasos sistemáticos para finalizar el sistema en un entorno de seguridad, que permita conservar toda información útil o sensible de cara a continuar con los negocios en un sistema nuevo.

Conociendo las fases del ciclo ​SDLC, comprenderemos mejor la importancia de un desarrollo estructurado.

En Viewnext, hemos desarrollado junto con la Universidad de Extremadura a través de la Cátedra sobre seguridad y auditoría de sistemas software, un modelo de desarrollo seguro que incluya como uno de sus ejes principales, un ciclo de vida de desarrollo seguro (S-SDLC – Secure Software Development LifeCycle), que contribuye a minimizar las posibilidades de ataques o intrusiones y a permitir una eficiente identificación y resolución de vulnerabilidades durante el proceso de construcción de software. Si quieres saber más te invitamos a leer «Modelo de desarrollo seguro: un escudo frente a ciberataques».

2019-08-05T13:46:28+02:0014 junio, 2018|