Blockchain y el aceite de oliva

Mucho se ha hablado del internet de las cosas, pero poco o muy poco se conoce de lo que se empieza a denominar “internet de los valores”.

Blockchain tiene como fin descentralizar recursos gracias a su inmutabilidad, transparencia y escalabilidad, convirtiendo este nuevo entorno en un sitio idóneo para aumentar la velocidad en los negocios y la credibilidad de los usuarios en las transacciones on-line, siendo la misma red la que dé la autenticidad de los datos.

Sergio Carrillo Espejo
Sergio Carrillo EspejoBlockchain Lead Developer

Hasta el momento en internet podemos encontrar miles de artículos escritos por personas que sin ser doctores pueden opinar sobre medicina, ciencia o cualquiera de los campos que podamos imaginar. Internet es un megáfono para mostrar ideas y pensamientos a nivel global, esa es una de sus grandezas, pero al mismo tiempo es también un arma de doble filo.

Llegado el momento con la tecnología que nos ofrece ahora mismo Blockchain, podríamos hacer que lo publicado en la red sea 100% cierto, inmutable e imborrable, podríamos quitar intermediarios en los procesos de una cadena de venta de uno o varios productos y hacer que la red sea la que certifique si es cierto o no lo publicado en ella.

Sabemos que son situaciones que todavía parecen un poco lejos de la realidad, pero a día de hoy Blockchain es la piedra angular en banca, medicina, cadena de montajes y distribución y en general de grandes industrias.

Algunos de los ejemplos prácticos que podemos destacar son:

  • Transferencias entre bancos. Podría pasar de unos días a solo unas horas.
  • Compra-venta de bienes inmuebles sin intervención de Notarias, Abogados e intermediarios (Haciendo la reducción de costes muy significativa en solo una transacción), actualmente los gastos de estos trámites en España ronda el 10% del valor de compraventa de una vivienda.
  • Publicación de medicinas en nuestra cartilla sanitaria y saber que farmacia tiene disponibilidad de la misma en tiempo real, desde una aplicación móvil sin necesidad de acercarte a la farmacia, o saber a qué hora llegan tus medicamentos.
  • Saber qué o cuántos materiales necesitas para crear tus productos y estar comunicados con tus proveedores sin necesidad de estar enviándole email de stock ni petición de productos.
  • Repartos y rutas inteligentes sin necesidad hacer llamadas de qué o cuántos productos hay que recoger, habilitando los camiones necesarios para la ruta seleccionada.

Como veis todo esto parece un mundo muy idílico, así que a continuación mostraremos un poco más en profundidad las ventajas de la tecnología Blockchain en un modelo de negocio práctico.

Imaginemos por un momento que tenemos un pequeño olivar en el que queremos producir y vender nuestros aceites.

Los pasos lógicos serían los siguientes:

  1. El trabajo del agricultor (sembrar, acondicionar y cuidar de los olivos)
  2. Recoger la oliva
  3. Llevarlos a cooperativas
  4. Negociar el precio

En este punto el aceite pasa del agricultor a las cooperativas.

  1. Distribuir los kilos en las producciones diarias
  2. Ver demanda del mercado
  3. Sacar el aceite
  4. Embotellarlo
  5. Negociar con centros de logística
  6. Distribuirlo

En este punto el aceite ha pasado del centro de logística a los centros comerciales.

  1. Preparar el producto
  2. Ponerlo en el linier del supermercado
  3. Hacer stock del producto para saber demanda y necesidades de compra periódicamente.
  4. Preparación de pedidos a proveedor según necesidad.

A groso modo este es uno de los procesos de compra de cualquier producto, aunque esta vez nos hemos orientado en los olivares, es bien sabido que el precio de venta del aceite es incrementado de manera muy notoria por los intermediarios, y al agricultor le llega un porcentaje del precio de este producto muy inferior al que pagamos los consumidores a la hora de adquirir nuestro producto.

No estamos diciendo que vamos a cambiar las reglas de un negocio tan importante como el del aceite, pero sí que podemos optimizarlo para poder realizar la carga de trabajo y de stock de manera mucho más eficiente.

Comencemos.

Lo primero es definir los distintos perfiles de usuarios de nuestras aplicaciones, nos centraremos en los cinco perfiles principales aún sabiendo que hay muchos más perfiles dentro de esta industria.

Canal Industria Aceite

Trabajador

Este se podrá conectar en todo momento, tener sus datos y su disponibilidad para trabajar en ciertas jornadas, y al mismo tiempo tendrá acceso a las diferentes ofertas de trabajo que podrá encontrar en el canal. Eliminando así, las empresas de trabajo temporal o haciendo más eficiente la incorporación del trabajador a las ofertas publicitadas en el canal.

Empresario Agrario

Este podrá publicar la necesidad de trabajadores, el salario y las condiciones dependiendo de los factores que aplique a su demanda de productos. Evitando las comisiones de las empresas de trabajo temporal, ahorrando tiempo en la recogida o ajustando tiempos de recogida y procesamiento dependiendo de la demanda de aceite y de la disponibilidad del personal.

Cooperativas

Podrá gestionar las demandas de recogida de la oliva, y de entrega del aceite en función de la demanda de los centros de distribución y logística, y de las peticiones de los centros comerciales. De esta manera se evita la especulación con la producción y el precio es más acorde con la demanda actual.

Centros de logística

Podrá ver la carga de trabajo para cada una de las cooperativas con las que trabaja. Así, se podrán planificar rutas, ver situaciones en tiempo real de sus camiones, tiempo de reparto, condiciones del producto durante su transporte, tiempo de esperas en destinos, y como consecuencia se consigue realizar una mejor planificación reduciendo costes, en gasoil, y personal sin contar con el desgaste de los vehículos.

Centros comerciales

Este punto es crítico por el gran movimiento de entrada y salida de productos que se genera diariamente. Al incorporar un pequeño código de barras inteligente a cada botella, al pasarlo por caja, automáticamente su estado pasa de “en venta” a “vendida”.

Haciendo que este control de litros totales sea general entre las tiendas de la misma cadena, se puede llevar un control de stock general y casi simultáneo, haciendo que los pedidos sean por centro de compra único y bajando los precios de compra por volumen. Por otro lado si la cooperativa ve que por algún motivo sus ventas decaen en ciertos centros favor de otras marcas, pueden aplicar un canal de negociaciones que abarate los costes y mejoren las ofertas, de esta manera el empresario de la aceituna está en todo momento informado sabiendo el consumo de su aceite en tiempo real.

Si a este canal, sumamos que podemos introducir tantas cadenas de venta como queramos o empresarios del campo, trabajadores, centros logísticos y cooperativas, hacemos que el mercado del aceite pueda ser un mercado unificado dentro de una misma comunidad autónoma, incluyendo a todos los productores de aceite y cooperativas de la provincia. De esta manera se aseguraría que los precios estén regularizados, sin altibajos, durante más tiempo, y que las producciones no terminen pagándose a precios altos, favoreciendo la compra de aceites más baratos de peor calidad provenientes de otros países.

En estos momentos en el centro de Viewnext en Málaga, bajo la práctica de Digital, estamos siendo los pioneros de esta nueva tecnología a nivel Europeo con proyectos de IBM, haciendo que la revolución digital de Blockchain sea un nuevo reto con una gran responsabilidad dentro de la compañía, construyendo aplicaciones de Blockchain basado en IBM Cloud como escenario principal de desarrollo y trabajo, permitiendo a los clientes tener conectividad y acceso a la información desde cualquier punto sin necesidad de mantener grandes infraestructuras en servidores dentro de la misma compañía.

Además Blockchain permite la integración de soluciones IoT o Watson, aportando información o participantes en consultas de datos. Es lógico decir que Blockchain será el nuevo paso en la transformación de las comunicaciones digitales.

Guardar

Guardar

2019-08-05T13:59:13+02:0015 marzo, 2018|
Ir a Arriba