¿Qué es una compañía data driven?

Una compañía data driven es aquella que ha adaptado su cultura empresarial a un entorno digitalizado y que utiliza los datos para mejorar su funcionamiento.

Como quizá sepas, la digitalización ha hecho que muchas organizaciones hayan transformado su funcionamiento dando prioridad a los datos y a la información como motor de su desarrollo. Esto tiene numerosas ventajas. Aumenta la competitividad y optimiza el proceso de toma de decisiones.

Sin embargo, implica la necesidad de organizar los recursos de manera que puedan ser realmente efectivos. Te explicamos en qué consiste ser una empresa data driven y cuáles son sus consecuencias para una organización.

Qué es una empresa data driven

Este tipo de empresas se basan en el empleo eficiente de los datos como eje de todos sus procesos de trabajo y toma de decisiones. De esta manera, la información se convierte en su principal elemento de valor.

Para que una organización pueda tener esta consideración, también debe cumplir con las siguientes características:

  • Implantación de una política de analítica de datos muy estructurada, que incluye el uso de herramientas de análisis para el control de las principales KPIs (Key Performance Indicator).
  • Uso de herramientas de tecnología punta para tratar la información.
  • La comunicación entre la dirección de la empresa y los trabajadores es directa.
  • La evaluación de los trabajadores se hace mediante un sistema que tiene en cuenta los objetivos cumplidos.
  • Posibilidad de tomar decisiones rápidas y óptimas.

La capacidad que ofrece esta tecnología de poder decidir en tiempo real posibilita también aplicar acciones de data driven marketing que permiten satisfacer las necesidades de los clientes prácticamente al instante. Esto es un factor clave para disponer de una ventaja competitiva frente al resto de las empresas.

Cumplir con todos estos elementos implica contar con los servicios adecuados de tecnologías de la información, indispensables para obtener todo el potencial de la información con la que se trabaja.

¿Es lo mismo big data que data driven?

Los conceptos de big data y data driven se confunden a menudo, debido a su estrecha relación con el funcionamiento de las empresas y al uso de datos que implican. Para entender bien qué significa con exactitud que una compañía sea data driven, es importante conocer bien el big data, puesto que este es un elemento esencial en el que se apoyan las empresas de este tipo para su correcto funcionamiento.

Sin esta tecnología y su capacidad de gestión y almacenamiento sería imposible que una empresa se planteara trabajar siguiendo los esquemas data driven.

El big data cuenta con tres características fundamentales:

  • El gran volumen de datos no estructurados de baja densidad que se procesan en la actividad diaria de la empresa.
  • La velocidad a la que se reciben los datos y a la que se transmiten a la memoria de un sistema, de forma prácticamente inmediata.
  • La variedad de tipos de datos disponible, que en muchos casos implica la necesidad de un preprocesamiento adicional.

Son estas características las que nos permiten extraer información útil de los datos manejados y aplicarlos de manera realmente eficiente para que sean valiosos en el proceso de funcionamiento de la empresa.

En definitiva, podemos decir que el big data es la «herramienta» que permite tratar la información, de manera que una empresa pueda tomar la data driven decision adecuada para los intereses empresariales. Sin ella, este tipo de empresas no podría existir.

Sectores empresariales que han adoptado el data driven

Aunque muchas empresas ya han incorporado este sistema de trabajo como algo normal en su día a día, la verdad es que la generalización de estas compañías está todavía muy lejos. Para empezar, hay que tener en cuenta que la mayoría del tejido empresarial español está compuesto por pymes (con menos de 250 empleados y que facturan menos de 50 millones de euros), autónomos o empresarios individuales.

Para este tipo de empresas es difícil asumir el coste de todas las herramientas necesarias para llevar a cabo los procesos que implica esta forma de funcionamiento; no se encuentran en el escenario más adecuado para adoptarla. Es por eso que, todavía hoy en día, el utilizar los análisis de datos para tomar decisiones parece reservado a grandes organizaciones con capacidad para abordar la inversión necesaria.

Por esta razón es habitual que los sectores en que esté más consolidado este concepto sean los de las TIC y las empresas del ámbito del business intelligence.

El objetivo de ser una compañía data driven no es fácil de asumir por buena parte de los negocios españoles, pero esto no tiene que hacernos olvidar los beneficios que representa. Ser capaz de gestionar todos los datos posibles, analizarlos y extraer conclusiones de valor para determinar el siguiente paso a tomar por tu empresa es de un valor incalculable. El uso de esta metodología es la mejor herramienta para tomar decisiones rápidas y eficientes en tu compañía. Esta es la base para el desarrollo positivo, y una de las claves para el futuro del tejido empresarial en su conjunto.

2020-02-03T16:26:02+02:0016 enero, 2020|