¿Qué son las redes LTE?

Conceptos como redes LTE, 5G y smart city están cada vez más presentes en nuestro día a día, pero pocas veces nos paramos a pensar qué significan realmente y cuál es su aplicación. ¿Sabrías diferenciarlos?

Qué son las redes LTE

Seguro que sabes qué es el 4G, pero, ¿has oído hablar de las redes LTE? Se trata de un concepto muy importante para las redes de comunicaciones que, curiosamente, es de los menos conocidos por el gran público. Conocerlo te permitirá entender qué tecnología usamos en la actualidad y qué significará la consolidación definitiva del 5G.

LTE es un estándar de telefonía móvil a nivel europeo. Se empezó a definir en el año 2005 y fue creado por el 3GPP. Su objetivo era unificar los distintos estándares 3G que se encontraban en funcionamiento entonces. De esta manera, también se esperaba superar las limitaciones de velocidad de UMTS.

El desarrollo de LTE representa un cambio importante respecto a la tecnología existente hasta el momento, sobre todo a nivel de velocidad y eficiencia espectral. De todos modos, cuando se lanzó en el año 2009 estaba muy claro que no tenía los requisitos necesarios para considerarse un 4G en lo referente a sus requisitos de eficiencia. Sí que hay que reconocer, de todas formas, que se trata de una tecnología 3G muy avanzada que se sitúa en la frontera con el 4G. Pero llegar a una verdadera transformación digital requería de ir un paso más allá.

En qué se diferencian del 5G

¿Tecnología 5G o redes LTE? Si te estás planteando qué opción necesitas tomar para tus comunicaciones, debes tener en cuenta sus características específicas para poder hacer una buena valoración, siempre sin olvidar que el 5G se está acabando de implantar en la mayoría de localidades.

Para empezar, merece la pena resaltar que el 5G tiene una mayor velocidad que el LTE y el LTE Advanced, sobre todo porque su tecnología es más avanzada y porque dispone de un espectro más amplio. Además, su latencia más baja permite su aplicación en campos más allá de la estricta telefonía, como el Internet de las Cosas o las smart cities.

¿Qué notarás como usuario, más allá de la teoría de uso? Con el 5G podrás descargar mucho más rápido, ya que su velocidad máxima llega en teoría a los 10 Gbps, y tiene una latencia de 1 milisegundo.

Entre las múltiples diferencias existentes entre el LTE y la tecnología 5G también merece la pena destacar que el primero requiere de pocos repetidores, que se instalan a una distancia considerable entre ellos, de varios kilómetros. En cambio, el 5G tiene como requisito indispensable la instalación de un gran número de miniestaciones, que deben estar a una distancia muy pequeña, de pocos centenares de metros, entre ellas. Por lo tanto, la construcción de su red no es tan fácil y, por supuesto, resulta mucho más cara.

De todos modos, no hay que olvidar que la implantación de la tecnología 5G que ya se está llevando a cabo no implica, ni mucho menos, el fin del 4G ni de las redes LTE Advanced, sino todo lo contrario. De hecho, hasta que no compres un móvil con el hardware adaptado a 5G, esta será la más rápida a la que puedas acceder.

Ten en cuenta que el LTE Advanced ya llega a velocidades superiores a los 50 Mbps en muchos lugares. Por lo tanto, si tienes la suerte de acceder a una cobertura de este nivel, probablemente no notes mucha diferencia con el 5G en un uso diario de la conexión.

Qué es LTE Advanced

Al quedar claro que el estándar LTE no podía ser considerado como tecnología 4G, por mucho que el 3GPP funcionara en diversos releases para mejorarlo, se empezó a trabajar en cumplir con los requisitos del IMT-Advanced.

LTE Advanced aparece para ser considerada como la tecnología 4G. Hay que tener en cuenta que la Unión Internacional de Telecomunicaciones estableció en 2008 los requisitos para el nuevo estándar, que incluían una eficiencia espectral muy alta y canales de radio superiores a 40 MHz. Estas características no podían cumplirse con la tecnología existente, por lo que fue necesario el desarrollo del LTE-Advanced como una ampliación del ya existente.

Gracias al empleo de técnicas de nueva generación en aquel momento, como las antenas múltiples o las transmisiones coordinadas multipunto, tenía la capacidad de transmitir en un ancho de banda superior a 100 MHz. Incluso a baja velocidad podía llegar, teóricamente, a un máximo de 1 Gbps. Todavía más destacable es su capacidad de eficiencia espectral, que podía tener picos de 30 bits por herzio.

En definitiva, las redes LTE significaron una revolución en las comunicaciones. Una que la tecnología 5G solamente podrá superar en el momento en que esté plenamente implantada en nuestra sociedad y todos podamos disfrutar plenamente de ella.

2020-09-03T10:21:23+02:003 septiembre, 2020|
Ir a Arriba