Artículo 17 del RGPD: derecho de supresión y olvido

El 25 de mayo de 2018 entró en vigor el Reglamento General de Protección de Datos con el fin de proporcionar un marco único europeo para la protección de datos. Sin embargo, muchas empresas aún confunden la interpretación del artículo 17 del RGPD. ¿Estás en esa situación? ¡Sigue leyendo!

Artículo 17 del RGPD

En esencia, el RGPD en su artículo 17 «Derecho de supresión (<>)» regula el derecho que asiste a los titulares de datos de carácter personal a solicitar a quienes sean responsables de su tratamiento, la eliminación de todos sus datos y sobre los cuales el responsable realiza algún tipo de uso o manipulación. Puedes consultarlo en el BOE.

No obstante, el derecho a la supresión y el derecho al olvido tienden a confundirse en muchas ocasiones. Por ello, vamos a diferenciarlos a continuación pese a que, en muchos casos, estos dos conceptos son complementarios.

Derecho a la supresión

El RGPD regula el derecho de supresión como una manifestación propia del consentimiento. O lo que es lo mismo, tienes el derecho a cancelar tu consentimiento prestado con anterioridad y solicitar a cualquier empresa o entidad que elimine los datos personales de los que eres titular que estén en su poder.

Estarás en condiciones de exigir el borrado de cualquier dato personal con una solicitud directa al responsable, bien sea almacenado en un buscador, Internet o cualquier compañía con la que hayas mantenido algún tipo de relación anteriormente.

Derecho al olvido

El derecho al olvido es la declaración del derecho de supresión aplicada de manera específica a los buscadores de Internet. El objetivo es impedir la difusión de cualquier información personal mediante Internet siempre y cuando su publicación no cumpla con los principios de pertenencia y adecuación especificados en la norma.

Por tanto, podrás solicitar la moderación de la divulgación universal e ilimitada de tu información personal en los buscadores para información obsoleta, errónea o sin transcendencia informativa o de interés público. Esto se aplica de igual forma para publicaciones legítimas como boletines oficiales o en medios de comunicación.

Cabe puntualizar que la ejecución de este derecho no supone la eliminación del sitio web donde está contenida la información. Su aplicación solo está dirigida a los buscadores de Internet. La página web seguirá existiendo con la información sin posibilidad de relacionar los datos personales del solicitante ya que, al buscar cualquiera de tus datos personales, el buscador no podrá remitirte a dicha web con la información que se desea olvidar.

¿Cómo ejercer estos derechos?

Puedes ponerte en contacto con:

Y pueden ejercerse en los siguientes casos:

  • Cuando la empresa o entidad no necesite utilizar más los datos personales con el fin para el que fueron recopilados.
  • Si tú retiras el consentimiento dado.
  • Si desapruebas el procesamiento de tus datos y la organización carece de un interés legítimo crucial sobre ellos.
  • Si el procesador o controlador consiguió tus datos de forma ilegal.
  • Si la información se procesa a través de la oferta de servicios de la sociedad de la información a un niño.
  • La información se podrá eliminar para cumplir una obligación legal.

Como responsable del uso de la información, el RGPD obliga a proporcionar a los ciudadanos la información necesaria para que puedan ejercer sus derechos y ante quién deben hacerlo. En esta situación, el establecimiento de una correcta política de protección de datos resulta muy conveniente para informar sobre las vías y procedimientos a seguir para ejercer estos derechos: la forma de realizarlo, el plazo y dónde acudir, así como los plazos de respuesta y resolución.

Asimismo, es necesario disponer de un canal gratuito y de fácil manejo para ello. La manera más frecuente y cómoda en estos casos es facilitar a los usuarios un correo electrónico al cual dirigirse para enviar sus solicitudes.

En conclusión

Como has podido ver, la adaptación a estos derechos, conocerlos en profundidad y aplicarlos correctamente son cada vez más necesarios en cualquier tipo de empresa que trate con datos personales. Además, este tipo de tratamientos de los datos exige de disponer de las aplicaciones y sistemas más adecuados y seguros, para dar una mejor y más rápida respuesta a sus usuarios. Por esta razón, lo más recomendable es contar con expertos en el ámbito tecnológico, como Viewnext, que puedan orientarte sobre las herramientas y medidas en materia de seguridad más adecuadas para garantizar el cumplimiento de estos derechos por parte de tu empresa. De lo contrario, tu compañía puede enfrentarse a sanciones que pueden alcanzar hasta los 20 millones de euros o el 4 % de la facturación global anual del ejercicio financiero anterior (la cifra que sea mayor). ¡Más vale prevenir!

2019-09-18T13:15:01+02:0018 septiembre, 2019|

¡Compártelo en tus redes sociales!

Ir a Arriba