La metodología scrum y los equipos de trabajo

El trabajo diario que se realiza en una empresa debe estar enfocado siempre a la productividad, pero también debe estar enfocado a la eficiencia y eficacia. Hay un gran número de metodologías que se puede adoptar para conseguir estos objetivos. Una de los más eficaces es la scrum.

La metodología scrum

Es una metodología de trabajo que se centra, principalmente, en una asociación colaborativa para obtener, gracias a una serie de buenas prácticas, los mejores resultados en un proyecto.

Estas prácticas se seleccionan después de realizar previamente un estudio de la forma de trabajar de los equipos altamente productivos.

Con esta metodología se realizan entregas parciales y con frecuencia del proyecto final, entregas que son priorizadas según el beneficio del receptor y con el fin de obtener el mejor resultado posible. Está indicada, especialmente, para proyectos que deben dar resultados en un corto periodo de tiempo y en los que la competitividad, productividad y flexibilidad tienen un valor añadido.

La metodología scrum se utiliza también en proyectos en los que los costes se están disparando o no se están realizando las entregas en los plazos establecidos y la calidad está muy por debajo de lo solicitado. Esto provoca que la moral del equipo esté baja y exista una elevada rotación.

Proceso

Los proyectos se realizan en pequeños bloques temporales, que deben ser fijos y cortos (se estima una franja de entre dos y cuatro semanas).

Cada bloque a entregar debe tener un resultado completo susceptible de poder ser entregado al cliente cuando lo solicite.

Todo esto parte de una lista de objetivos priorizada que se utiliza como plan del proyecto. La priorización se realiza por parte del cliente, teniendo en cuenta el valor que aporta cada uno de los objetivos, y se reparte en lo que ha sido definido como iteraciones.

Planificación

Se define que se realiza la reunión de planificación, que consta de dos partes. La primera parte es la definición de los requisitos, en los que el cliente expone al equipo sus necesidades ya priorizadas y se resuelven todas las dudas que puedan surgir. La segunda parte se centra en desglosar cada iteración en distintas tareas, que cada miembro del equipo se va asignando.

trabajo equipos

Ejecución

Cada día se procede a realizar una reunión, en la que se pone al día iteración y cada miembro del equipo revisa las partes de los demás miembros para poder tomar medidas necesarias en caso de algún desvío, y cumplir así con el compromiso. En estas reuniones hay que responder a 3 preguntas claves: ¿qué se ha hecho desde la última reunión?, ¿qué toca hacer ahora? y ¿tengo algún problema para seguir avanzando?

Inspección

Cuando se llega al final de una iteración, se realiza una última reunión para esa parte del proyecto. Esta reunión consta de una parte de demostración, en la que se presentan al cliente los puntos que se han desarrollado, el incremento del producto final que se ha llevado a cabo y qué cambios se han tenido que realizar. Con esta información ya expuesta, el cliente realiza las modificaciones necesarias, siempre de una forma objetiva. Una vez finalizada esta parte, se procede a analizar cómo se ha trabajado hasta ahora e identificar los problemas existentes que puedan ser un impedimento a la hora de avanzar en el proyecto.

En resumen, scrum consigue una gran calidad en los trabajos, sin grandes esfuerzos, ya que se lleva a cabo un control diario de en qué punto está cada iteración y se podrán adoptar las medidas necesarias para no cometer un incumplimiento de lo contratado.

2019-08-05T14:06:03+02:0031 enero, 2018|

¡Compártelo en tus redes sociales!

Ir a Arriba