Artefactos Scrum ¿Qué son y para qué sirven?

¿Sabes qué es Scrum y por qué lo utilizan tantas empresas tecnológicas? Los proyectos digitales son cada vez más complejos y requieren nuevas metodologías de trabajo para optimizar al máximo sus resultados. En este sentido, el desarrollo de software y el Scrum forman una pareja casi inseparable.

Esta metodología ágil y flexible te permitirá gestionar el desarrollo de aplicaciones con el objetivo principal de maximizar el retorno de la inversión para tu compañía (ROI). Se fundamenta en crear en primera instancia la funcionalidad de mayor importancia para el cliente y en los principios de innovación, inspección continua, autogestión y adaptación.

Desarrollo de software y Scrum

Dentro del desarrollo de un proyecto de tecnologías de la información y la comunicación (TIC), una de las prioridades es estudiar el tipo de proyecto para seleccionar la mejor metodología de trabajo. En el caso de Scrum, está dirigido especialmente a proyectos donde el cliente necesita resultados a corto plazo (entregas parciales y periódicas) en un entorno donde los cambios son constantes y la capacidad de reacción debe ser muy elevada.

A la hora de hablar de Scrum y consejos, este análisis es uno de los principales antes de que comiences cualquier proyecto.

Con la metodología Scrum consigues la entrega de un desarrollo web o aplicación en un entorno colaborativo y flexible, dentro de un tiempo y con unos costes planeados. Un procedimiento basado en la iteración y la experiencia como base de conocimiento, predicción y reducción del riesgo orientado hacia la entrega en fases exponenciales.

Artefactos Scrum

Los artefactos son todos los elementos que te garantizan la transparencia y el registro de la información fundamental del proceso de Scrum. Dicho de otra manera, son los recursos que cimientan la productividad y la calidad de cualquier proyecto. ¿Sabes cuáles son?

Artefactos Scrum infografia

Product backlog

El product backlog (PB) es una lista ordenada con todo lo que necesita un producto para cumplir las necesidades de los clientes potenciales y única fuente de requisitos para realizar modificaciones en él.

El único responsable de este artefacto es el product owner, el encargado de añadir y ordenar ítems.

Por definición, esta lista nunca está completa. Cambia a medida que lo hace su entorno y el propio producto para ser apropiado, útil y competitivo.

Los ítems incluidos en el product backlog tienen los siguientes atributos:

  • Descripción.
  • Ordenación.
  • Estimación.
  • Valor.

A medida que el producto vaya siendo utilizado y conozcas su feedback, esta lista se hará más extensa y detallada.

Los elementos situados más arriba son lo más claros y detallados posible, siendo los que están más cerca de ser desarrollados.

Sprint backlog

Es un subconjunto de elementos del PB elegidos para abordarse en el periodo de tiempo o sprint más un plan para ofrecerlos como incremento del producto y lograr el objetivo del sprint.

Según trabajas sobre el producto, aparece un nuevo trabajo que el equipo de desarrollo va incorporando al sprint backlog (sus miembros son los únicos responsables de modificarlos o eliminarlos).

Incremento

Se trata del resultado del sprint. Un entregable utilizable y potencialmente desplegable.

El incremento debe estar terminado o, lo que es lo mismo, listo para ser usado y cumplir la definición de «terminado» que ha establecido el equipo Scrum en la reunión de planificación del sprint.

Podríamos decir que el incremento es una nueva versión de producto. Una versión con la posibilidad de liberación o no en función de la decisión del product owner. Esta versión agrupa los ítems del PB finalizados en un sprint más el valor de los incrementos de los sprints anteriores.

Ventajas del Scrum

Los principales beneficios de esta metodología son:

  • Fomenta el compromiso y la motivación de los profesionales al encontrar un ámbito propicio para desarrollar sus habilidades.
  • La organización horizontal promueve la autoorganización y la autonomía.
  • Elimina la burocracia provocando una mayor productividad.
  • Este trabajo intensificado desemboca en una predicción de tiempos más exacta al conocerse la velocidad y el rendimiento del equipo.
  • Dividir el trabajo favorece una mayor flexibilidad para las modificaciones. Las evoluciones del mercado y las necesidades del cliente son analizadas e integradas en las tareas en menor tiempo.
  • Ayuda a reducir los riesgos ya que conoces las funcionalidades de cada cometido y la velocidad a la que se desarrolla el proyecto.
  • Gracias a la flexibilidad y la reducción de riesgos, puedes cumplir las expectativas del cliente, principal valedor de lo que aporta cada requisito del proyecto.
  • El software final tiene prestaciones con mayor valor de negocio y el retorno de la inversión se maximiza.
  • La revisión continua y el método de trabajo generan mayor calidad del software.
  • Reduce el time to market. El cliente puede probar las principales funcionalidades del proyecto antes de acabarlo.

Sin lugar a dudas, el desarrollo de software y el Scrum están ofreciendo grandes resultados de los que se benefician tanto los clientes como los equipos de desarrollo de las empresas. Una metodología de trabajo con innumerables beneficios para cumplir tus objetivos con mayor eficacia y con mejor retorno de la inversión.

2019-11-27T13:11:20+02:0027 noviembre, 2019|