Verdades y mitos sobre la tecnología 5G

La tecnología 5G es esperada con ansia para muchos profesionales y amantes de las comunicaciones, pero su novedad hace que sea todavía muy desconocida. Estas son las verdades y mentiras sobre las redes 5G que puede que hayas escuchado.

¿Qué es la tecnología 5G?

La tecnología 5G es la quinta generación de redes móviles. Como es de suponer antes de la 5G pasaron hubo cuatro generaciones anteriores:

  • 1G la cual permitía solamente la conexión de voz.
  • 2G donde se incorporaron los primeros sistemas de mensajería móvil, los famosos y ya obsoletos SMS,
  • 3G que abrió la puerta a la conexión a internet desde el móvil tal y como la conocemos, tan útil y necesaria para que los smartphone pudieran desempeñar sus funciones sin problemas.
  • 4G, la última red móvil cuya tecnología y velocidad de transferencia que puede llegar a los 1Gb por segundo, nos ha permitido hasta hoy poder ver vídeos en streaming en canales como NETFLIX o HBO, disfrutar de los últimos juegos en línea o poder realizar videollamadas a través del móvil con un retardo mínimo.

La red 5G abrirá un mundo de posibilidades en la conexión de dispositivos conectados a la nube, donde el edge computing tendrá un papel fundamental. Las principales características que presenta esta nueva tecnología serán:

  • Velocidad de transmisión que podrá llegar a los 10Gb/s,
  • Capacidad para conectarse a un mayor volumen de dispositivos, multiplicando por 100 la actual.
  • Menor consumo de energía, que permitirá utilizar sensores más pequeños, incluso que puedan ser autosuficientes a través de la carga solar.
  • Una menor latencia de tiempo de respuesta de la red pasando d los 20-50 milisegundos de la red 4G a los 1-5 milisengundos que ofrece el 5G.

Conociendo ahora mejor las características de las redes 5G, nos podemos imaginar la multitud de posibilidades y avances tecnológicos que se plantean en el futuro, desde la utilización para coches autónomos, drones o robots industriales, hasta la sensorización completa de una ciudad inteligente con sensores autoalimentados o la cirugía a distancia con unos tiempos de reacción similares a los que pueda tener el cerebro humano.

Pero cuando la tecnología avanza, siempre hay mitos y rumores que surgen en contra de cierta tecnología, como sucede actualmente también con el Big Data o la Inteligencia Artificial. A continuación intentaremos dar un poco de luz a algunos de los mitos que sobrevuelan sobre la tecnología 5G.

Es peligrosa. ¿Verdad o mito?

La tecnología 5G no es peligrosa, al menos no más que las redes que puedes usar hoy en día y que están reconocidas como inofensivas por la OMS.  De hecho la OMS asegura que la principal consecuencia de la interacción entre la energía radioeléctrica y el cuerpo humano, sería el aumento de temperatura en los tejidos y que esta energía es absorbida por la piel y tejidos superficiales, y no se observa una elevación de temperatura en ellos, por lo tanto la energía que pudiera llegar a órganos internos como el cerebro es insignificante.

La instalación de antenas y estaciones específicas para este tipo de redes ha hecho que muchas personas empezaran a verlas como un peligro, pero un estudio de la Comisión Internacional de Protección de Radiación no Ionizante (una organización reconocida por la Organización Mundial de la Salud) reconoce que el nivel de radiación detectado hasta ahora es tan pequeño que no permite detectar anomalías en la temperatura.

Desprende radiación. ¿Verdad o mito?

Uno de los riesgos del 5G de los que seguramente más se está oyendo hablar es la posibilidad de que su uso signifique que se desprenda radiación dañina para la salud de las personas. Incluso han circulado bulos durante la pandemia del coronavirus que la han relacionado con la aparición de la COVID-19, suponiendo que la radiación del 5G disminuye la acción del sistema inmunitario, permitiendo así la infección y propagación del virus. Todo esto alimentado también por el hecho de que una de las primeras ciudades en experimentar con esta tecnología fue la ciudad de Wuhan, foco mundial de la pandemia. La realidad es que Wuhan fue una de las 50 primeras ciudades donde se implantó, pero también lo fueron simultáneamente ciudades de Corea del Sur, donde la propagación fue mucho menor.

Realmente, esta tecnología requiere de la instalación de un gran número de estaciones de base nuevas, y que tengan la capacidad de transmitir y recibir las señales de los móviles que empiecen a funcionar con ella. Esto ha hecho que mucha gente empiece a pensar que emitirá muchas más radiaciones que el 4G actual. El número de estaciones existentes no tiene nada que ver con la intensidad de la radiación. Es más, el aumento de transmisores significa que deben funcionar a una potencia más baja. En consecuencia, según los profesionales expertos en esta tecnología, el nivel de radiación al que nos expondrán las antenas 5G será más bajo que en sistemas anteriores.

Merece la pena destacar los datos con los que cuenta el gobierno de Gran Bretaña en este sentido. Estos indican que los campos de frecuencia de radiación en lugares accesibles al público son muy inferiores (hasta 66 veces por debajo) de lo que se establece como parámetros seguros.

No existe aún tecnología compatible con 5G. ¿Verdad o mito?

Seguro que en más de una ocasión has oído hablar del 5G como de algo teórico, muy lejano todavía de su uso habitual en el ámbito diario. Nada más lejos de la realidad. La verdad es que todavía no tiene sus redes completamente implantadas, pero cada vez existe más tecnología compatible con ella.

Si hablamos de móviles, en España ya puedes acceder a algunos modelos de gama alta cuyo funcionamiento es compatible con el 5G. No son, ni mucho menos, todos los que quisieras, pero ya representan un buen punto de partida para que empieces a disfrutar de las ventajas de esta red si te encuentras en una ciudad que cuente con cobertura.

¿Algunos ejemplos de teléfonos compatibles? El Samsung Galaxy S10 5G, Huawei Mate 20X 5G, Xiaomi Mi MIX 3 5G y Samsung Galaxy Note 10+ 5G. Como puedes ver, se trata de versiones especiales de smartphones de alto nivel en el mercado.

Quienes han podido probar estos modelos de móviles en redes adaptadas al 5G han podido comprobar diferencias con las redes existentes hasta ahora, aunque hay que decir que en el uso diario no son tan destacadas, probablemente porque muchas de las aplicaciones no están todavía optimizadas para ser descargadas mediante esta tecnología. Pero sí que hay que reconocer una mayor fluidez en algunos juegos, por ejemplo.

También merece la pena destacar que ya existen pruebas y test, que se han desarrollado con muy buenos resultados, sobre su uso en ámbitos tan diversos como la industria o la realidad virtual. De hecho, ya se han elaborado diversos proyectos de coches de carreras y de colaboraciones en cibercirugía o emisión de música en directo y en remoto.

Ya se puede usar en algunos países. ¿Verdad o mito?

Aunque la cobertura 5G no está ampliamente extendida, sí que está presente en más de un país. De hecho, Vodafone ha sido en España la primera compañía en ofrecerla en 15 grandes ciudades. Se espera que entre lo que resta de 2020 y el próximo año 2021, el despliegue comercial de las redes 5G sea completo en nuestro país, incluyendo también a Orange y Telefónica.

Es cuestión de tiempo que podamos comprobar si la tecnología 5G se convierte, como esperamos, en una realidad ampliamente usada en todo el mundo. Y es que este cambio de tecnología implicaría ventajas en ámbitos que van mucho más allá de las telecomunicaciones.

2020-07-01T15:23:07+02:001 julio, 2020|
Ir a Arriba