Blockchain y las fake news

La tecnología blockchain encierra la capacidad de ofrecer soluciones resolutivas para una enorme variedad de problemas. Desde las Bitcoin y otras monedas digitales, el abanico se ha ampliado, entre otros, a sistemas de protección de derechos de autor, registros sanitarios universales y sistemas de participación financiera. Pues bien, ahora parece que le ha llegado el momento de defender a la opinión pública de las fake news.

Qué es blockchain

La cadena de bloques, o blockchain, es una estructura de datos formada por unidades llamadas bloques. Estas piezas, a su vez, se ordenan por una categoría de datos que verifica la autenticidad e integridad de cada bloque. En esta agrupación de información las reglas para añadir registros siguen estrictos algoritmos criptográficos.

Otra característica esencial que puedes ver en estos sistemas es que funcionan por consenso de nodos (usuarios) en arquitectura peer to peerEl modo de operar para autorizar los cambios establece una competencia de capacidad de cálculo entre los nodos. El tiempo empleado en los procesos es variable, y depende de la parte de la programación donde quedan fijadas las reglas para definir un número máximo de transacciones por segundo.

En las cadenas de bloques el código es abierto para su investigación, y en ningún caso depende de una fuente protegida u oculta por licencias comerciales. Esto ha abierto un mercado tecnológico de soluciones B2B que permiten la colaboración entre entidades con acuerdos validados mediante la criptografía, sin depender de una tercera parte que arbitre desacuerdos.

Blockchain fake news pueden parecerte dos categorías de contenidos sin relación alguna entre sí. Pero la integridad de la información depositada en una red descentralizada, cuando está garantizada criptográficamente, ofrece un marco diáfano y nítido de deslindamiento. Sobre todo, en los numerosos casos en los que la mentira va acompañada de hechos o datos incontrovertibles que le dan verosimilitud. Y, como sabes bien, la verosimilitud y la verdad suelen tener límites difusos cuando hay de por medio intereses económicos, políticos o académicos.

Cómo puede ayudar a luchar contra las fake news

El fenómeno de las fake news no es algo nuevo, salvo en el nombre. Sin embargo, el desarrollo de las comunicaciones permite un crecimiento enorme de la información disponible. Esta acumulación redunda en una gran dificultad para seguir las noticias hasta sus fuentes primarias. El problema puedes encontrártelo en un comentario anónimo convertido en fuente informativa en confrontación con otras que sí han tenido un contacto directo con la realidad.

Las cadenas de bloques sirven para dejar una huella inalterable de información en orden cronológico. Esta herramienta permite identificar las fuentes veraces y los orígenes de los bulos, sobre los que se podrían ejercer medidas administrativas o penales. En grandes situaciones de tensión social y política, serviría para que los argumentos empleados estuvieran desprovistos de una carga de ficción interesada y tramposa.

La colaboración de los grandes medios de comunicación y las principales redes sociales reduciría el volumen del debate público alrededor de estos bulos. Aunque estas mismas medidas podrían generar la sospecha de querer dirigir a la opinión pública hacia cualquier tipo de ideología.

Ante la cuestión de cómo detectar noticias falsas se exige la comprobación y el contraste continuo. La principal comprobación es atribuir a una fuente solvente el origen primario de una información. El testimonio o prueba nunca debe perder su carácter objetivo, cronológico y geográfico. Las inconsistencias en los mensajes o la mutilación de elementos esenciales de formalización periodística ponen todo el peso sobre la sospecha de un fraude.

En los casos de divulgación de mensajes sin ninguna base, las tareas de esclarecimiento de la verdad son prescindibles. Por ejemplo, la de dar con el autor del mensaje de tal forma que pueda ser advertido antes de llegue a tener consecuencias.

El proyecto del New York Times

Quizá hayas oído algo acerca de que el New York Times ha tomado la iniciativa de lanzar un proyecto, aún en fase de elaboración, dirigido hacia la industria editorial. Con el nombre de The News Provenance Project, pretende que los grandes medios colaboren en disponer de una fuente pública y fiable de textos o imágenes con metadatos. Esta herramienta impediría la tergiversación o la edición interesada de noticias reales. Sería como un camino de migas de pan digital con las que llegar a fuentes dignas de crédito y distinguirlas de las manipuladas.

La tecnología madura de los metadatos, en combinación con las cadenas de bloques, permitiría realizar una comprobación o verificación pública. En los asuntos más graves la tentación de acudir a las vías judiciales estaría asistida por un recurso autorizado, desinteresado y defendido tecnológicamente de interferencias ilegítimas.

Así, la tecnología blockchain es la gran esperanza tecnológica para devolver la credibilidad a las noticias que aparecen en internet y evitar el crecimiento y la propagación viral de noticias falsas.

Si quieres conocer más sobre soluciones blockchain para tu negocio, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

2020-01-23T13:02:08+02:0023 enero, 2020|