Computación cuántica, un salto evolutivo.

La computación cuántica volvió a ser portada en las noticias de tecnología a mediados de Noviembre. En esta ocasión fue porque IBM alcanzó a implementar y controlar hasta 50 Qubits, cifra a partir de la cual la potencia de cálculo supera a los supercomputadores actuales.

Este logro en concreto no quiere decir que haya habido un salto tecnológico importante, pero simboliza un logro al pasar esta la barrera psicológica de los 50 Qubits. A partir de aquí es cuando la inversión en tecnología cuántica puede despertar más interés en las empresas e instituciones que hacen uso de la supercomputación.

El control de estos Qubits son complicados de mantener en el tiempo. Los primeros prototipos de hace casi 20 años solo mantenían sus estados durante nanosegundos. Actualmente el reto de IBM es construir un prototipo que alcance los 90 microsegundos de coherencia, momento en el que tienen planificado empezar a ofrecer versiones comerciales de su ordenador cuántico a sus primeros clientes.

Raúl Jiménez Martín
Raúl Jiménez MartínProgramador en Viewnext

¿Qué es la computación cuántica?

Dentro de las Leyes de la Mecánica Cuántica, las partículas se comportan de una manera un tanto peculiar, pueden estar en más de un estado al mismo tiempo.

Las computadoras clásicas están basadas en el diseño tradicional de transistores que pueden estar en dos estados, 0 o 1, como un interruptor, lo que todos conocemos como bit.

Dominando los estados cuánticos de una partícula podríamos tener un interruptor con una mayor variedad de estados, con la posibilidad de representar varios estados a la vez (lo que se conoce como superposición); incluso varias partículas en estado de superposición podrían hacer depender sus estados entre ellas (esto es el entrelazamiento). A este mecanismo se le ha bautizado como *Qubit*, y cuando los Qubits permanecen en un estado adecuado para la computación se conoce como coherencia.

Los tiempos de operación del computador cuántico deben ser siempre mucho menores que el tiempo de decoherencia, momento en el cuál el estado cuántico pasa a un estado físico clásico, de esta manera se mantiene la tasa de error al mínimo. Los investigadores actuales tienen prevista la implementación de un sistema de corrección de errores pero actualmente este estado de coherencia es tan efímero que no es posible implementarlo. El día que se pueda implementar la corrección de errores cuántica, los tiempos de computación se podrán extender más allá del tiempo de decoherencia y se producirá un punto de inflexión en esta novedosa rama de la computación.

¿Qué campos se beneficiarían de los avances de la computación cuántica?

  • Medicina y Materiales: Descubrir la complejidad molecular y las interacciones químicas que podrían dar lugar a nuevas medicinas y materiales.
  • Seguridad Informática: Nuevos algoritmos de securización y encriptado de la información. El nivel de encriptado actual quedaría vulnerable y obsoleto.
  • Logística: Encontrar soluciones ultra-eficientes en logística y cadenas de distribución como por ejemplo optimizar flotas de vehículos.
  • Servicios Financieros: Encontrar nuevos modelos de inversión y acotar mejor el riesgo en las operaciones financieras en inversiones.
  • Inteligencia Artificial: Incrementar la potencia de cálculo de la inteligencia artificial, como el aprendizaje automático, cuando la cantidad de datos es muy elevada: por ejemplo en el tratamiento de imágenes o video.

En definitiva, la computación cuántica supone un salto evolutivo en la capacidad de procesamientao de los supercomputadores actuales que permitirá avances científicos y tecnológicos inimaginables hasta ahora.

Guardar

Guardar

2019-08-05T14:00:01+02:009 marzo, 2018|

¡Compártelo en tus redes sociales!

Ir a Arriba