De la compra online a la compra cognitiva

¿Qué es la computación cognitiva?

La palabra «cognitivo» cuando se hace referencia a una máquina quiere decir que tiene una interacción similar a la humana. Es decir, que tiene la capacidad de procesar información, razonar, aprender, resolver problemas, memorizar y tomar decisiones. La computación cognitiva dice que las máquinas pueden imitar ese tipo de funciones y por eso son inteligentes.

El avance tecnológico hace posible que haya fabricación inteligente con una mejor productividad, unas comunicaciones más ágiles y donde la toma de decisiones sea mucho más eficiente. La tecnología que impulsa IBM Watson es pionera en su forma de concebir los datos, razonar, interactuar con las personas y aprender. Toda su información está siempre en la nube para tenerla a disposición.

Interacción similar a la huma en IBM Watson

Esta tecnología tiene la capacidad de leer y entender el lenguaje natural, además de estar capacitada para interpretar cualquier otro dato estructurado. Puede comprender los rasgos de personalidad, las emociones o el tono, con lo que podrá razonar y hacer recomendaciones personalizadas.

Tiene la capacidad de establecer una secuencia lógica que determine por qué se ha llegado a una conclusión específica. Puede también crear aprendizaje y aplicarlo en los sistemas de una organización y, además, puede crear y participar en conversaciones con cualquier usuario. Es decir, puede actuar de la misma forma que una persona.

La compra cognitiva es una experiencia real

En la actualidad, existe una gran carrera para ofrecer a los consumidores las mejores experiencias. Para poder ganar esa carrera es necesaria la transformación digital.

Los mercados son muy competitivos y conseguir mayor visibilidad y una clara diferenciación tanto con los clientes o usuarios fidelizados como con los potenciales es una gran lucha. La diferenciación con la competencia se apreciará en aquellos que inserten en su cadena de valor capacidades cognitivas. Aplicar la IA al marketing, las operaciones y la planificación puede conseguir una mejora, en términos de productividad, de un 30 % en la industria de la distribución europea.

Por este motivo, los directivos de las empresas de distribución tienen planeado realizar inversiones importantes en las capacidades cognitivas en los próximos cinco años. Se valdrán de Watson y de las capacidades que ha desarrollado para este sector, con las que facilita que un retailer cognitivo:

  • Comprensión. La aplicación de Watson Cognitive Personal Shopper dispone de información acerca de la moda y puede interactuar con el usuario para recomendarle productos.
  • Análisis y aprendizaje. Puede analizar el comportamiento de los clientes y les hará recomendaciones totalmente personalizadas y que se adapten a su estilo personal.
  • Razonamiento. Tiene la capacidad de extraer conclusiones integrando datos externos. IBM Metro Pulse aplica tecnología cognitiva en la nube a los datos de diversas fuentes para que las empresas respondan a las demandas de los usuarios en el instante que lo necesiten.
  • Innovación. Se facilita el desarrollo y el diseño del producto. Por ejemplo, un fabricante de cereales se asoció con IBM Chef Watson para crear combinaciones de sabores: un cliente escoge su base de cereales y el Chef propone diferentes combinaciones.

En definitiva, con IBM Watson cualquier empresa del sector de la distribución podrá personalizar y mejorar la experiencia de los clientes de una forma que hasta ahora no se ha había visto, además de crear los servicios y productos que necesita.

Si necesita saber más sobre como IBM Watson puede mejorar la experiencia de sus clientes, póngase en contacto con nosotros.

Guardar

Guardar

2019-08-05T11:50:53+02:006 febrero, 2019|
Ir a Arriba