Desarrollo de aplicaciones con APIs

El desarrollo de aplicaciones con API es una de las peticiones más demandadas en el entorno de las empresas especializadas del sector digital. De hecho, cada vez son más los negocios que apuestan por tener una mayor presencia online y requieren soluciones a medida: agregar funcionalidades, facilitar operaciones, recoger información o generar confianza.

A modo de resumen, una interfaz de programación de aplicaciones o API es un conjunto de códigos y especificaciones, con el fin de establecer una conexión entre sistemas. Dicho en otras palabras, es una forma de facilitar la interacción y comunicación entre aplicaciones. A continuación, te mostramos algunos de los usos de las API más utilizadas.

Integración de aplicaciones con API

Con las aplicaciones API, puedes comunicar los productos y servicios que ofreces con otros sin necesidad de conocer cómo están desarrollados, ahorrando mucho tiempo y dinero. Las API te simplifican el diseño, el uso y la administración, te ofrecen una gran flexibilidad y son capaces de abrir nuevas oportunidades de innovación para ayudarte a crear nuevas herramientas y productos.

Gracias a esta simplificación que aporta la integración de aplicaciones con API, los desarrolladores pueden integrar ítems de las nuevas aplicaciones en una arquitectura, permitiendo la colaboración entre el equipo técnico y el comercial.

Estas integraciones son la respuesta perfecta para un mercado digital en constante cambio y responden a las necesidades comerciales de cada momento. De hecho, muchas empresas han sido capaces de cambiar el rumbo de su sector, gracias a la creación de una nueva aplicación, lo que les hace ser aún más competitivas. Un claro ejemplo son las aplicaciones nativas en la nube, capaces de aumentar la velocidad de desarrollo y basadas en la conexión de una arquitectura de aplicaciones de microservicios mediante las API.

API en marketing

En el marketing digital, las API pueden utilizarse tanto para integrar aplicaciones para redes sociales como con otras aplicaciones. Esta es una herramienta indispensable para los profesionales del sector, con la que llevar a cabo con éxito su estrategia de marketing online. Entre otras cosas, te permiten:

  • Crear informes y realizar análisis de tus datos.
  • Gestionar clientes y ventas.
  • Analítica web y SEO con Google Analytics.
  • Realizar llamadas, enviar SMS y correos electrónicos desde una web o aplicación.
  • Geolocalizar tu negocio con Google Maps.
  • Integrar las redes sociales (compartir publicaciones, automatizar la publicación de mensajes, etcétera).

El objetivo principal de estas API es facilitar la gestión de información para mejorar los resultados (ventas, visitantes, etcétera) y aumentar el engagement del público sobre la empresa.

API de logins

Utilizar un login común supone correr un riesgo innecesario y puede exponer a los usuarios a situaciones como:

  • Un desarrollador con malas intenciones podría robar las credenciales de acceso y apoderarse de toda la información del usuario sin restricciones.
  • Solicitar un email en el login puede acarrear ataques de phishing o suplantación de identidad.
  • Si el usuario modifica la contraseña por cualquier razón, su aplicación perdería conexión con la API y la única forma de revocarle los permisos sería modificando la contraseña.

Para evitar estos problemas, las API de logins aportan una capa de seguridad de inicio de sesión de usuario, con soporte para redes sociales en la mayoría de los casos.

De esta manera, puedes autenticar los perfiles de los usuarios, manejar los casos de contraseñas olvidadas e incluso crear roles de autorización.

Ten claro que las API son aplicaciones intermediarias en las que un usuario confía para acceder a nuestra información y recursos.

Integrar formularios

En la actualidad, encontrarte con un formulario online cuando navegas es algo muy habitual: registros, encuestas, sorteos, etcétera. Existen múltiples opciones para crear estos formularios como Wufoo, SurveyMonkey o Typeform, entre otros. Si tu página web emplea alguno de ellos, puedes integrar la herramienta que utilizas para diseñar tus formularios con tu sistema de automatización de marketing.

Si tienes integradas estas herramientas, podrás manejar toda la información recogida en los formularios en tu beneficio de una forma mucho más eficiente. Es un ahorro en tiempo, que podrás emplear en otro tipo de tareas aún sin automatizar o sin posibilidad de ello.

Integrar herramientas de pago

Las opciones de pago son cada vez más variadas en las transacciones online: tarjeta de crédito, PayPal, Nubepago, PayU, etcétera. Cuando empleas cualquiera de estas formas de pago para cobrar por tus productos y servicios en tu web, existe una API que está haciendo funcionar todo este proceso, conectando tu página con la plataforma de pago online.

Gracias a ella, introducir los datos bancarios ya no es necesario en todos los lugares donde haces tus compras. El usuario y la clave de la plataforma de pago bastan para aprobar la transacción, lo que aporta mayor practicidad y seguridad al comprador.

Como has podido comprobar, las aplicaciones con API dan solución a una gran variedad de situaciones y pueden suponer un ahorro de tiempo y dinero. Son una excelente forma de agregar valor añadido a tu empresa y mejorar la experiencia de usuario. Es decir, son una apuesta de presente y futuro.

Si quieres conocer más sobre como las APIs pueden ayudar a tu negocio, no dudes en contactar con nosotros.

2019-11-07T10:34:01+00:007 noviembre, 2019|