Primeros pasos en un modelo de desarrollo seguro

Un modelo de desarrollo seguro es esencial en las empresas modernas. En la actualidad el número de ciberataques ha aumentado, tanto que el 36 % de las empresas españolas han sufrido un ciberataque en los primeros siete meses de 2019. Este es el precio a pagar por vivir en un mundo conectado, pero las peores consecuencias de un ataque pueden evitarse si se está preparado. Y para ello hay que saber cómo.

Estrategia y orientación del modelo

El modelo de desarrollo tiene que estar sustentado por una estrategia sólida, la cual debe trazarse desde los primeros pasos de la programación. No obstante, esta no debe ser inflexible, ya que habrá momentos, en especial tras el desarrollo, en los que se realizarán  cambios. Además, es necesario que se tenga una idea muy clara y precisa de la arquitectura base del software, ya que las vulnerabilidades más graves son las provocadas por un mal diseño.

Una estrategia de desarrollo segura debe estar cimentada en la fiabilidad, y esta a su vez, es fruto de la puesta a prueba. Al avanzar en las distintas fases de desarrollo del software es indispensable comprobar los diferentes componentes del sistema. Nada se puede suponer como seguro y que, además, funciona sin problemas.

Otro factor a tener en cuenta es la entrada de información al sistema. Es recomendable determinar qué datos tienen acceso e invalidar el resto. Esto te permitirá cerrar una ventana de acceso crucial a quienes busquen realizar un ataque, ya que pueden manipular los datos para actuar en el sistema como ellos quieran. Validaciones sintácticas y semánticas son de gran utilidad para reforzar la seguridad.

Por último, un buen modelo de desarrollo se fundamenta en tener claro que el sistema va a cambiar en el futuro, algo que también afecta a los usuarios. Se debe tener en cuenta factores como las migraciones de datos o usuarios, la implementación de un nuevo hardware o vulnerabilidades que puedan surgir si el programa se aplica a gran escala.

Análisis y definición de riesgos

Para que tus sistemas y aplicaciones sobrevivan a un ciberataque, primero tienes que conocer los riesgos a los que están expuesto. Piensa que los atacantes siempre buscarán el punto más débil. Un correcto análisis de los riesgos te permitirá conocer tus puntos débiles y prevenir los ataques.

Para evaluar los riesgos se debe optar por identificar qué recursos gestionan la información. El hardware o los propios datos son algunos ejemplos. Ambos pueden convertirse en un riesgo de no gestionarse de manera adecuada. Por ejemplo, si permites el acceso de cualquier persona a los terminales, lo más probable es que el riesgo aumente exponencialmente.

Así que, en primer lugar se deberá evaluar los riesgos y su impacto; posteriormente poner foco en establecer los controles que prevengan o mitiguen los riesgos de ataque. Puede que sea una tarea que requiera de días, incluso semanas, de ensayos y pruebas, pero los beneficios de tener un entorno más seguro frente ciberataques en términos económicos y reputacionales pueden llegar a ser incalculables.

Utilidad de un modelo de desarrollo seguro

La utilidad de estos modelos es muy clara: fomentar la seguridad de un software desde la base. Esto te ahorrará tiempo y dinero en el futuro, ya que tendrás una estructura sólida. Contarás con aplicaciones más robustas y fiables, además de reducir esfuerzos en las tareas de mantenimiento y de identificación de errores y su corrección. Solucionar errores durante el desarrollo es más barato que hacerlo sobre el producto terminado; aún estarías a tiempo de repararlo o cambiar de metodología. De no hacer esto, quizás dejes una ventana de ataque que cueste millones de euros.

Métodos de desarrollo óptimos para el desarrollo seguro

A lo largo de los años, han ido apareciendo todo tipo de modelos de desarrollo. Algunos apuestan por la velocidad, pero otros buscan garantizar la seguridad y la fiabilidad de todo el proceso. El modelo Agile opta por dividir el desarrollo en pequeños proyectos. Esto te permite poner mayor énfasis en cada parte y, a su vez, pulir a fondo la seguridad. Al final, las partes se integran en un todo coordinado, el cual gozará de mayor seguridad.

El método de programación en pareja también es muy atractivo para aumentar la seguridad. Tendrías a dos programadores trabajando juntos en una sola estación de trabajo. Algo así te permite reducir los defectos del software, ya que, en caso de que uno falle, el otro programador podrá solventar el error. Además, contribuye a reducir los costes de producción.

Podemos concluir que un modelo de desarrollo seguro es una apuesta por el ahorro a largo plazo y por un producto final fiable. Implementando una estrategia sólida desde el principio, estableciendo los posibles riesgos de manera clara y aplicando el método adecuado, lograrás un software seguro, con un número de errores mínimo y que será muy difícil de atacar .

2019-12-11T14:06:37+02:0011 diciembre, 2019|