Enfoque híbrido en la gestión de proyectos

¿Qué es un proyecto con enfoque híbrido?

Un proyecto con enfoque híbrido – o adaptativo o bi-modal definiciones que suelen utilizarse de manera homónima – es aquel que conjuga las fases de un modelo waterfall – también conocidos como en cascada o tradicional – basado en la definición estructurada del alcance, concepto del camino crítico y planificación por hitos a alto nivel y una aproximación a la solución adaptativa y de entrega de valor continuada, como forma de despejar la complejidad y la incertidumbre, propia de la mentalidad y frameworks ágiles.

Simplificando el concepto se puede hablar de una técnica que combina la planificación por fases tradicional, con hitos y entregables y una ejecución basada en prácticas ágiles de desarrollo del producto.

Ramón Siurana Aznar
Ramón Siurana AznarProject Manager y Scrum Master en Viewnext

Se viene aplicando de forma más extendida recientemente, está resultando una solución acertada para adaptar realidades surgidas de la transformación tecnológica.

Proyectos que al estudiarse no encajan dentro de un modelo de gestión puro; que se plantean con unos objetivos e hitos claros al mismo tiempo que necesitan de una adaptación inmediata a los retos propios de competencia del mercado y que den como resultado un producto que haya estado en continúa revisión.

¿Cómo se gestiona un proyecto con enfoque híbrido?

La primera pregunta al respecto de una gestión híbrida de proyectos es qué roles participan – y qué skills es recomendable adquirir–para ejecutar este tipo de proyectos.

Principalmente estas son las responsabilidades asignadas a los perfiles de liderazgo del proyecto:

  • Project Manager.
    • Es el responsable de la globalidad del proyecto.
    • Gestión del alcance.
    • Gestión de riesgos.
  • Scrum Master.
    • Ejecución de las iteraciones (Sprints).
    • Gestionar el proceso.
    • Eliminar impedimentos al equipo de desarrollo.
    • Facilitar la implementación.
  • Común.
    • Ambos roles deciden la composición de sus equipos.
    • Requiere de un flujo constante y fluido de comunicación entre ambos.
    • Responsables de una función fundamental como es gestionar los procesos de feedback hacía/del cliente.

Flujo de una gestión de proyecto con enfoque híbrido

Para una mejor comprensión del flujo de los proyectos gestionados mediante un enfoque híbrido podemos ver la siguiente imagen.

Hybrid Project Management Workflow

Fuente: https://www.binfire.com/hybrid-project-management-manifesto/

Sobre la misma se puede observar que la fase predictiva contiene la definición de los requerimientos y una necesidad de producto con unos componentes definidos a alto nivel y del que podemos inferir una descomposición jerárquica de la estructura de trabajo de cada uno de ellos (WBS).

A partir de aquí se conforma el backlog del componente y la ejecución se adapta a la complejidad técnica o de competitividad de mercado, es decir, se trabaja mediante un producto mínimo viable que se entrega y genera el flujo de feedback propio de los principios ágiles.

Este modelo permite a los stakeholders (interesados) modificar los detalles del alcance al inicio de cada fase, mientras van viendo crecer la solución, lo que garantiza que la incertidumbre se aproxime en un ámbito más acotado.

¿Cuándo aplicar un enfoque híbrido?

Las características de este enfoque hacen que no se recomiende para proyectos cortos, sino que sea más apropiado en proyectos de mayor duración o alcance donde subyace cierta incertidumbre sobre los requisitos del producto o solución a construir.

El enfoque híbrido forma ya parte, como uno más, de la respuesta ante soluciones que partan de entornos VUCA –  conocidos por su acrónimo, representan situaciones de volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad – aplicándose principalmente si se conoce el cuándo se necesita y el porqué del objetivo (WHEN and WHY), pero no se conoce la mejor forma de llevarlo a la práctica (HOW).

Buscando una referencia sobre aplicación de los distintos enfoques aquí va un dato de una empresa de TI en el ámbito del turismo. Arrancados proyectos de transformación tecnológica en los dos últimos años, percibieron que cerca del 50% de la ejecución de los proyectos han seguido un enfoque híbrido mientas el resto se ejecutaron mediante una metodología predictiva y ágil a partes iguales.

¿Cómo tengo que prepararme para gestionar este enfoque híbrido en proyectos?

Adquirir los conocimientos para gestionar proyectos de enfoque híbrido – y participar en los roles mencionados en el punto anterior – es totalmente compatible con la hoja de ruta formativa que un manager ya haya iniciado, PRINCE2, PMP, Scrum Master, Scale Agile o Discipline Agile, es gracias a esa base de conocimiento adquirida cuando, con una curva de aprendizaje pequeña, es posible aplicar los principios de un proyecto híbrido o adaptativo.

Es un ejemplo de lo comentado en el párrafo anterior como PMI-Project Management Institute viene adaptándose para ofrecer formación específica en esta materia.

  • En el último año ofreciendo dentro de su catálogo una micro credencial con ejemplos prácticos que ayudan a entender los marcos reales donde aplicar el enfoque.
  • En la redefinición del liderazgo de proyectos mediante el término The Adaptative Project Manager en PMBOK 7, al objeto de transmitir la necesidad de ampliar la visión de la gestión de proyectos tradicional/ágil, y avanzar hacía encajes de enfoque híbrido.
¡Suscribirme a Blog!
¡Quiero más información!

Otros artículos relacionados

2021-12-30T14:29:31+02:0030 diciembre, 2021|

¡Compártelo en tus redes sociales!

Ir a Arriba